sábado, 11 de julio de 2015

Noticias sobre EDUCACIÓN

Resultado de imagen de educacion

Consejos ante el estrés de los exámenes


http://educacion-debate.blogspot.com.es/2014/04/tu-puedes-conseguirlo.html


10 ideas creativas para organizar nuestra aula infantíl


http://www.educacioilestic.com/10-idees-creatives-per-organitzar-la-nostra-aula/?lang=es


30 plataformas virtuales educativas gratuitas


http://tics-ti.blogspot.com.es/2014/05/30-plataformas-virtuales-educativas.html


Las diez reglas del arte de escuchar


http://baobabconsultores.blogspot.com.ar/2012/07/las-diez-reglas-del-arte-de-escuchar.html





domingo, 28 de junio de 2015

Muchas emociones se atropellan en mi mente

Resultado de imagen de verdad


    Muchas emociones se atropellan en mi mente cuando paso paulatinamente de la actividad frenética, a la relajada vida del veranillo estival. Es algo que he vivido en multitud de ocasiones pero a lo que nunca me acostumbro.
         
    Se me llevan los demonios y miro aquí y allá a ver si encuentro un ´nicho de actividad´ donde pueda desfogarme aplicando mi frenética capacidad de trabajo con el fin de no dejar de practicar el “sano” deporte de la adicción a la actividad.
         
   Una vez más he vuelto a ser consciente de que la mente sí necesita reconcentrar su actividad en la visualización del camino que está siguiendo, por muy claro que uno lo tenga. Pero eso sí, sin una gota de juicio ético o moral subyacente. Me veo en la necesidad de descansar de mí mismo, de colocar el ´electroencefalograma personal´ en el nivel más plano que me sea posible para poder observar con mayor claridad lo que soy ahora, en lo que me estoy convirtiendo haciendo lo que hago.
         
   No me refiero a si soy feliz o no lo soy, a si estoy realizando adecuadamente mis proyectos, no. Me refiero a ver y escuchar en silencio el hálito vital que se filtra a través de mis actos, para observar de forma directa lo que a mí me importa esto o aquello, lo que de verdad me importa, y todo lo que rodea a esa circunstancia. Porque si aspiro a alcanzar una meta concreta, está aspiración está ligada a los múltiples factores que debo saber manejar. Descubrí, con mucho dolor por cierto, que si tan solo me importa llegar a ser algo en concreto, me iré apartando de todo y todos, y TODOS lo verán en mi proceder, menos yo mismo por haberme perdido en el “vuelo” horizontal donde se pierde la perspectiva vital. Por mucho que espere entonces que el grupo se acerque a mí,  y por más que el grupo intente hacerlo, siempre correré más rápido en sentido contrario.
         
   Observo que la vida es una cuestión plural, y vivirla debería serlo también, dado que la naturaleza de este mecanismo está inmersa en la propia vida de uno mismo. Más que felicidad yo hablo de equilibrio, esa difícil cuestión que requiere del no menos inaprensible pero esencial sentido común.
         
   Aunque duela quizá, veo como algo muy positivo dedicarse, cuando uno aprende a detectar que lo necesita, tan solo a observar la vida en general y en particular como forma de obtener una extraordinaria guía del viajero. Sin excusas, sin justificaciones, sin razonamientos elaborados por la necesidad de turno; observar, sólo observar, para ver con claridad lo que está ocurriendo dentro y fuera en un instante en concreto, ese instante en el que has decidido parar de hacer ruido porque por alguna razón te has saturado de ti y de los demás.
         
   Tan solo en esos momentos es cuando uno comprende que en más ocasiones de las que uno podría reconocer sin sonrojarse, cambiar de dirección, de opinión, de forma de ver las cosas, no es tal cosa, es tan solo necesidad compulsiva de movimiento.

         
     Y como decía el humorista: ´si hay que ir se va, pero ir por ir, es tontería…´

lunes, 4 de agosto de 2014

Pura vida



Comparto con vosotros mi visión actual de la vida (fragmento de una conversación con un amigo):

Disculpa, pero antes de encarar tus preguntas creo que hay un tema latente en toda esta conversación al que todavía no te he respondido directamente. Se trata de responder a la cuestión de si tiene sentido la vida en caso de que no tengamos nada ´superior, estimulante y tranquilizador´ a lo que aferrarnos.

Mira, pienso que si no sabemos ver cara a cara a la vida y darnos cuenta de lo que es en cada instante, entonces sí que estamos perdidos porque no queremos abrir los ojos a lo que es, prefiriendo tenerlos fuertemente cerrados, deseando que, en última instancia, la vida sea lo que debería ser. No la veo ni insípida ni ridícula, ni maravillosa ni celestial, para mí no tiene calificativo; si se vive no se describe, se vive. Observo que la vida fluye, y cuando la consideras mentalmente tan sólo tienes entre las manos un cadáver animado por tus impulsos mentales. 

Observo que la vida no espera, la vida transcurre sin cesar, sin definición, siendo nada y todo al mismo tiempo. Vivir es quitarse un calcetín, componer una sinfonía, o hacer el amor; ninguna de estas cosas es más importante que la anterior porque cuando se vive no se suma o multiplica. Te aseguro que estos no son conceptos filosóficos, son bocanadas de vida que en ocasiones (cuando guardo silencio) me dan en las narices.





jueves, 24 de julio de 2014

Persuasión coercitiva: método característico de las sectas destructivas



REFLEXIONES SOBRE LAS SUPUESTAS ENTIDADES CULTURALES QUE ESCONDEN MÉTODOS DAÑINOS PARA LA SALUD PSICOLÓGICA E INCLUSO FÍSICA DE LAS PERSONAS

     La tesis sobre la que se basará este texto gira en torno a la siguiente idea: una entidad creada y mantenida por personas con probables desequilibrios mentales (no me refiero a los defectos humanos “estándar”) puede desequilibrar en cierta medida a toda aquella persona que se vincula a ella, y esa medida queda establecida en buena parte por el grado de implicación de la persona a considerar. Las  características psicológicas relacionadas con la fortaleza y criterio propio de la persona afectada jugarán a su favor, mientras que las inseguridades, debilidades y miedos, lo harán en su contra a la hora de enfrentarse a la ideología de estas entidades tóxicas. Sin embrago, una vez aceptadas las normas del juego, unas y otras girarán en torno al ideario del, o de los líderes; ideas estas ajenas a la persona, e incluso en bastantes ocasiones posicionadas en las antípodas del pensamiento de esa persona, y que sin embargo se convertirán en el motor fundamental y en el eje de su futura existencia. Y uno se pregunta el lógico ¿por qué lo hice? cuando deja de estar atraído por los cantos de sirena que le tuvieron absorto y distraído al menos en buena medida.
     
     ¿Has dejado que tu trayectoria personal se haya detenido, o has desviado su rumbo para ponerte al servicio de los intereses de otro desarrollando facetas de ti mismo que tenías ocultas? ¿Han sido esas facetas, esas capacidades y habilidades, correctamente utilizadas? ¿Has contribuido al sometimiento de otras personas? ¿Has crecido como persona gracias al método de enseñanza utilizado contigo, o has crecido como persona en el mismo instante en que te diste cuenta de a dónde te estaba llevando todo aquello? ¿Has perdido tu identidad, o la has dejado adormecida en un rincón de tu psique?  ¿Te has convertido en la persona que soñabas o terminaste convirtiéndote en la persona que otro quiso que fueras? ¿Cómo es posible que dedicando tanto tiempo y esfuerzo al desarrollo personal te encuentres tan perdido cuando no existe el soporte de las enseñanzas recibidas? ¿Dónde está la tan ansiada libertad de pensamiento que te dijeron que lograrías si practicabas los preceptos aprendidos? ¿Hasta qué punto han quedado dañadas tus estructuras cerebrales? ¿Tiene remedio lo que te ha sucedido? ¿Puede el discurso de una entidad tóxica dejar al descubierto sus carencias y darnos paso a la demostración de su peligro? 
     
     Quizá estas y otras preguntas por el estilo puedan rondar la mente de algunas de las personas que hayan pasado por estas experiencias. Puede que durante un tiempo te quite el sueño y te cree zozobra interna, pero en una parte considerable de los casos al final la vida se abre paso a través de ti y poco a poco lo vas encontrando la forma de superarlo; aunque creo que sin un análisis pormenorizado a la altura del raciocinio y las capacidades de cada uno, la paz y el sosiego de saberse a salvo de este tipo concreto de servidumbres no van a llegar de una forma contundente. Pienso que hay que dar los pasos que hagan falta para que cada cual no tenga ni el menor atisbo de duda de que ha hecho lo que creía correcto para saldar su deuda con el pasado.
     
     Curiosamente uno de los argumentos más recurrentes esgrimidos por este tipo de grupos es el de decir que la entidad no tiene la culpa de los desequilibrios previos de la persona denunciante, y de que es muy probable que esos desequilibrios sean los causantes de su malestar. Se suele decir que si hubiera aprovechado el excelente programa de estudios y las oportunidades de servicio humanitario, claramente habría mejorado como persona. En definitiva, que gran parte de la culpa es tuya, mientras una parte mucho menor podría estar causada por los defectos de tus exlíderes. Así que lo incuestionable es que el movimiento en el que serviste está formado por humanos imperfectos pero inspirado por mandato divino, lo cual lo convierte en perfecto por definición; o sea que al servir a las ideas tú estás en el camino de la perfección, mientras que al servir al personalismo te sumerges en el egoísmo colectivo y en el adormecimiento personal, cosa que horroriza a los líderes y razón por la cual te reprenden y corrigen constantemente cada cual con su estilo, pero con el mismo ideario por bandera.
    
     Lo que en mi opinión constituye un delito imputable es el someter a un colectivo a la clara desinformación acerca de la verdadera historia del movimiento en el que militan con tanto fervor; y más aún, el determinar el acceso paulatino a esta intrahistoria totalmente maquillada a través de un sistema de honores conseguidos, demostrando cada vez mayor sumisión y propagación eficaz y exitosa de las ideas del grupo y aplicación práctica de los valores inculcados. El ser ejemplo de lo que se predica es garantía de proyección en el tiempo, y la fuerza del ejemplo es una de las más potentes que existen. Pero para que alguien llegue a servir con tal dedicación altruista a un proyecto claramente inviable, hay que prometerle grandes beneficios a través de este sistema de persuasión coercitiva.  
     
     Por lo tanto es consustancial a un movimiento humano de estas características el tergiversar desde sus inicios deliberadamente su propia historia con la finalidad de reclutar entre sus filas a las personas más crédulas, ingenuas y bienintencionadas posibles, y también captar a un nº limitado de personas con la suficiente falta de escrúpulos como para dominar a esas masas. Esto en mi opinión le hace afrontar con garantías la difícil prueba de la pérdida de los fundadores y del paso del tiempo, y constituye una prueba de que las generaciones posteriores aprendieron de sus fundadores las mismas tácticas y técnicas que auparon a estos al éxito en su empeño por crear un lugar que colmara sus expectativas personales.
     
     Cuando se cuentan varias versiones acerca del mismo hecho dependiendo de a quién tengas delante, estás ante un grupo que no busca la verdad ni el libre pensamiento, lo único que busca es el sometimiento a unos ideales que es posible que ni los más elevados jerarcas conozcan en su totalidad. La compartimentación y tergiversación de la información es uno de los principios fundamentales en los que se sustenta la manipulación. Por lo tanto la gravedad de desconocer verdaderamente la vida y obras del fundador o fundadores de un movimiento está ahí, ya que conociéndolo sin censuras se puede ver claramente lo que se pretende plasmar y así es como una persona libremente decide contribuir a una causa.     
     ¿Cómo es posible que personas que pueden encontrarse en las antípodas de una forma de pensar, terminen por convertirse en acérrimas defensoras de un movimiento en el que en condiciones normales no fijarían su atención?  Por supuesto que esto se puede conseguir con la aplicación sistemática y estudiada de los conocidos métodos de persuasión coercitiva; se puede decir más alto pero no más claro. Dichos métodos consiguen socavar la resistencia psicológica de las personas que atraviesan periodos de crisis personal, o que siendo jóvenes no han madurado lo suficiente como para formarse un criterio propio del mundo y sus habitantes (este es el colectivo más vulnerable y por lo tanto el que merece más atención preventiva). No olvidemos que buena parte de los integrantes veteranos fueron captados en su juventud más temprana, momento en el cual es mucho más fácil realizar el proceso de adoctrinamiento.      Esto sí que supone un grave delito contra la integridad psicológica de las personas que bien documentado incluso podría llevar al procesamiento de los principales líderes y la apertura de un proceso de debate ante la sociedad alejado del amarillismo con el que suelen ser tratados estos temas por parte de algunos medios de comunicación. Pienso que nos encontramos ante un problema de salud pública; se trata de prevenir la propagación de ciertas toxinas mentales  a través de la prevención de la población. Esto es mucho más eficaz que enzarzarse en estériles debates con los líderes de estos grupos.  
     
   Así pues, un movimiento fundado en base al engaño, se va a dedicar a hacer eso durante toda su trayectoria. Entonces las personas son tan solo moneda de cambio, peones en un tablero de ajedrez ajeno; han sido engañadas para hacer realidad el sueño de un perturbado.
     
     No obstante desde hace más de dos décadas, ciertas asociaciones han sido catalogadas como tóxicas e incluso destructivas para la personalidad humana, o lo que es lo mismo, para el normal desarrollo de las personas. Este hecho, a pesar de ser tan grave, no permite a los estados democráticos prohibir un movimiento humano por el simple hecho de que prohibir implica una posición ideológica excluyente que aleja a un estado del lógico principio de la libertad de creencia y pensamiento. Hasta hoy se las puede señalar tímidamente como sospechosas de utilizar estas técnicas dado el modesto nº de denuncias que suelen registrar. Y no olvidemos tampoco que determinadas brigadas policiales siempre los tienen vigilados porque saben de su peligrosidad real.

     Recientemente un psiquiatra forense nos recordaba que un sujeto al que se le diagnostique una enfermedad mental, es un sujeto no imputable en un proceso judicial. Digo esto porque con demasiada frecuencia catalogamos a estos individuos como enfermos mentales y eso es inexacto e injusto para sus víctimas. Continuaba diciendo este psiquiatra que las personas con desequilibrios e incluso con trastornos de la personalidad diagnosticados, son sujetos penalmente imputables. Decía también que no hay que desdeñar en absoluto la maldad y el egoísmo crónicos, sin tinte alguno de moralidad subyacente, como importantes pilares sobre los que se apoyan estas conductas.
     
     Por ello, los estados de derecho no lo tienen nada fácil con este asunto, debido principalmente a su naturaleza garantista sobre los derechos fundamentales de la persona, entre los que se encuentra el de la libertad de pensamiento y asociación (mientras no se pueda probar actividad delictiva); se puede condenar a las personas, pero a los movimientos es mucho más difícil y generalmente trae amargos debates que los políticos no quieren afrontar. Así pues, hay que saber muy bien lo que es constitutivo de delito, como por ejemplo la coacción de cualquier tipo, el empleo de técnicas coercitivas, etc; pero paradógicamente es posible que no se considere delito la mentira institucional sobre los fundadores y sus trayectorias personales, razón esta que constituye una de las columnas vertebrales de estos movimientos. Pero como en la mayoría de los casos no hay pruebas concluyentes, lógicamente no hay delito imputable alguno. Eso no quiere decir que de vez en cuando no se pueda pillar con las ´manos en la masa´ a algún dirigente o miembro imprudente, y se le castigue con la ley en la mano.  
          
    En mi opinión sigue quedando mucho por hacer, y debemos ser mucho más objetivos, serios y profundos, si queremos desenmascarar verdaderamente a estas ´fábricas de productos tóxicos mentales´. Aún así creo que durante las últimas tres décadas diferentes colectivos de ideologías varias se han preocupado por señalar a estos grupos cosa que los ha hecho visibles y esto ha servido para frenar, contundentemente en algunos casos, su crecimiento.
     
      Si nos centramos en el “elaborado” discurso que presentan a las masas, nos daremos cuenta de que todo lo que podemos leer está preparado para conquistar desde la “razón-emoción” a toda aquella persona que presente un cuadro personal como el descrito en párrafos anteriores. Sin embargo la tan cacareada profundidad e infalibilidad de esos argumentos no resiste la intensidad de un buen proceso de duda y razonamiento guiado por la prudencia y el sentido común, por parte de una persona no condicionada.   
     
     Hay algunos textos serios que hablan en detalle de elementos como la persuasión, la pseudociencia, la anulación del criterio propio, la figura del líder todopoderoso, etc. Así que si deseas profundizar en estos aspectos trata de buscar textos serios que argumenten más que descalifiquen, que te inviten a la reflexión, y no que te den razones prefabricadas, monolíticas y “universales” que te impidan pensar por ti mismo.



lunes, 14 de julio de 2014

Bioconstrucción




Arte pictórico




Calentamiento global




Música Clásica



J. S. Bach - Cantata BWV 42 - Am Abend aber des selbigen Sabbats - 3 - Aria (J. S. Bach Foundation)